Descubre todas las curiosidades que rodean
a nuestro deporte favorito

05. OCT. 2017

‘Canicross’:​ ​corre​ ​con​ ​tu​ ​mascota​ ​de​ ​una​ ​forma​ ​divertida​ ​y​ ​saludable

En estos tiempos de prisas y agendas apretadas, unir aficiones con necesidades es a veces la única forma de hacer todo lo que queremos. Salir a correr a la vez que compartimos tiempo con nuestro perro es un buen ejemplo de combinación que puede dar como resultado una experiencia aún más enriquecedora. El denominado ‘canicross’, variante del mushing (carreras de trineos tirados por perros), no deja de ganar adeptos, que encuentran en esta práctica una oportunidad para estrechar aún más los lazos que les vinculan a sus amigos​ ​de​ ​cuatro​ ​patas.

Para comenzar a practicar el ‘canicross’, deben tenerse en cuenta varias consideraciones. No se trata de sustituir el paseo o el tiempo de juego de los perros por esta modalidad deportiva, sino de ofrecerles una nueva actividad que les motive y pueda mejorar su calidad de vida y la nuestra. Con esto en mente, conviene que observemos la aceptación del animal hacia esta práctica. Los perros quieren estar junto a sus dueños cueste lo que cueste, por lo que hay que conocerlos para discernir si les apetece o si nuestra afición supone una tortura de​ ​cansancio​ ​y​ ​estrés​ ​para​ ​ellos.

Antes de echar a correr es más que recomendable hacer una visita al veterinario para que, tras la revisión pertinente, nuestro amigo obtenga el visto bueno para comenzar a devorar kilómetros a nuestro lado. No todos los perros son apropiados para la práctica del ‘canicross’, donde siempre irán por delante, tirando en mayor o menor medida de nosotros. Las razas de tamaño mediano-grande (de entre 20-30 kg.) y sin demasiada masa corporal son las más adecuadas. Además, se recomienda que el animal haya llegado a una cierta madurez musculoesquelética, que habitualmente se alcanza con el año de vida. Por otra parte, los perros braquicéfalos (de hocico chato) como carlinos, bulldogs o boxers tienen desaconsejado​ ​ este​ ​ tipo​ ​ de​ ​ ejercicio,​ ​ ya​ ​ que​ ​ tienden​ ​ a​ ​ presentar​ ​ problemas​ ​ respiratorios.

Al igual que nosotros nos equipamos apropiadamente para la práctica del running, tenemos que pensar en las necesidades del perro, que tendrá que estar siempre unido a nosotros de una manera cómoda y eficaz para ambas partes. Así, para la práctica correcta del ‘canicross’ deberemos utilizar un cinturón con una línea de tiro enganchada al arnés ergonómico de nuestro perro. Además, es recomendable que utilicemos guantes para proteger​ ​ nuestras​ ​ manos​ ​ en​ ​ posibles​ ​ caídas​ ​ y​ ​ un​ ​ bozal​ ​ para​ ​ el​ ​ perro​ ​ si​ ​ es​ ​ conflictivo.

Como sucede en cualquier trabajo en equipo, no podemos esperar que las cosas funcionen desde el primer momento. Humano y perro deben acostumbrarse a la forma de correr de cada uno y este proceso puede llevar tiempo. La paciencia será un ingrediente fundamental en esta primera fase de adaptación, en la que también deberemos extremar las precauciones a la hora de cruzar carreteras, sortear obstáculos y no molestar a los peatones​ ​ ni​ ​ a​ ​ otros​ ​ corredores.

El terreno sobre el que practicar el ‘canicross’ también es importante, siendo la tierra, la hierba y la nieve las superficies en las que más cómodos se sentirán los perros. Por otra parte, debemos tener en cuenta que los canes no sudan como los humanos y el calor puede afectarles mucho más a que nosotros. Por ello, evitaremos salir a correr con ellos si seregistran altas temperaturas y tendremos siempre a mano una botella de agua para saciar su​ ​ sed​ ​ si​ ​ no​ ​ hay​ ​ fuentes​ ​ a​ ​ la​ ​ vista.

Evitar el calor es precisamente el motivo por el que el calendario de pruebas oficiales de ‘canicross’ (que las hay) se concentra entre los meses de octubre y marzo. Las categorías de estas carreras que se comenzaron a organizar en España hace quince años se establecen por género y por tramos de edad de los corredores, no por las características de los perros. Si queremos participar en ellas, debemos tener en cuenta que los perros tienen que tener más de un año y la tarjeta sanitaria en regla, con las vacunaciones obligatorias y el​ ​ microchip.

Al margen de las competiciones incluidas en la Copa de España de Mushing, entre las pruebas de ‘canicross’ más destacadas del panorama nacional se encuentran las cinco incluidas en la Liga Norte, competición para federados y no federados que se disputa en Madrid, Asturias y Galicia. También son varios los clubes que organizan pruebas y ligas en sus provincias, con mención especial para el activo Club Canicross Guadalajara. Además, en el calendario cada vez aparecen más citas de carácter solidario, especialmente en Madrid.

Con nuestros peludos amigos convertidos en experimentados ​runners, también tendremos que encargarnos de completar su alimentación de una manera equilibrada y vigilar la aparición de posibles lesiones, especialmente en las almohadillas de sus patas. El objetivo es que mantengan un estado físico óptimo para volver a disfrutar corriendo. Exactamente igual​ ​ que​ ​ nosotros.