Descubre todas las curiosidades que rodean
a nuestro deporte favorito

04. SEPT. 2017

Carreras​ ​de​ ​obstáculos:​ ​el​ ​lado​ ​salvaje​ ​del​ ​running

Correr por la ciudad es siempre una pequeña aventura en la que nos vemos obligados a esquivar peatones y cualquier elemento del mobiliario urbano que se interponga en nuestro camino. Hacerlo campo a través implica permanecer alerta ante las irregularidades del terreno y a buscar siempre la zona de paso más accesible para no aminorar la marcha. En las carreras populares se añade la lucha contra el cronómetro, contra otros ​runners ​ y, siempre, contra nosotros mismos. ​Pero hay quien busca aún más retos cuando sale a correr​.

En los últimos tiempos se han multiplicado las pruebas de obstáculos. Carreras en las que además de correr, vamos a tener que empujar, arrastrar, reptar, trepar y ensuciarnos de lo lindo para completar el recorrido. Si correr ya tiene mucho de superación personal, completar una prueba de este tipo, ya sea de manera individual o por equipos, supone estar dispuesto a transformarse por unos minutos, horas o incluso días en lo más parecido a un soldado de élite. O en un espartano, como se autodenominan a gritos antes de la salida los participantes de la Spartan Race​, la carrera de obstáculos más famosa del mundo y el gran referente para la infinidad de pruebas similares que han aflorado por todo el planeta en el último​ ​lustro.

Presente en más de 30 países, la Spartan Race se caracteriza por la dureza de sus recorridos y por la gran variedad de obstáculos a sortear, desconocidos por los participantes (al​ ​igual​ ​que​ ​la​ ​distancia​ ​exacta​ ​a​ ​recorrer)​ ​hasta​ ​el​ ​mismo​ ​inicio​ ​de​ ​la​ ​prueba.

La mayor parte de ellos recogen la información básica que un corredor aficionado necesita conocer. Aunque, por supuesto, existen también productos que ofrecen muchas más prestaciones y mediciones que pueden resultar interesantes para deportistas de élite o profesionales.

Este tipo de pruebas nos obligan a poner a trabajar nuestro cuerpo, pero también nuestra mente, ya que debemos ser capaces de resolver con rapidez las dificultades que van surgiendo en el recorrido. Para que no todos los participantes estén obligados a poseer la fuerza y la resistencia del mismísimo rey Leónidas, prácticamente todas las pruebas ofrecen diferentes modalidades de competición. En el caso de Spartan Race encontramos tres: Sprint (más de 5 km. y más de 20 obstáculos), Super (más de 12 km. y más de 24 obstáculos)​ ​y​ ​Beast​ ​(más​ ​de​ ​20​ ​km.,​ ​más​ ​de​ ​30​ ​obstáculos).

En España se disputan pruebas de Spartan Race desde 2014, pero estas no han sido las primeras ni las únicas carreras de este tipo en nuestro país. La pionera fue la ​Eternal Running Invencible​, cuya primera edición tuvo lugar en Barcelona en 2002. Esta carrera, que actualmente organiza eventos por todo el mundo, tiene su identidad muy definida por el ambiente festivo en el que se desarrolla, incluyendo música en directo, concursos de disfraces​ ​y​ ​mucha,​ ​mucha​ ​diversión.

Otra de las carreras con más prestigio y con un calendario más completo en España y Portugal es la ​Farinato Race. ​Esta prueba, creada en 2013 por el excorredor de 3.000 m obstáculos Rubén Morán, homenajea con su nombre a los habitantes de la ciudad salmantina de Ciudad Rodrigo por su histórica resistencia a los invasores. Los mejores clasificados en la Farinato Race obtienen la clasificación para el ​OCR World Championship​, el circuito mundial de carreras de obstáculos. A este billete para competir con los mejores del mundo también se puede optar participando la mencionada Spartan Race y en el ​Desafío de Guerreros​, evento con recorridos plagados de dificultades que llegó​ ​a​ ​España​ ​en​ ​2016​ ​tras​ ​triunfar​ ​en​ ​Colombia​ ​y​ ​México.

Pero aún hay más: para los que ya optan al carnet de superhéroe se ofrece la posibilidad de participar en carreras internacionales de larga distancia. Este es el caso de ​La Agoge​, prueba por equipos de 60 horas de duración al estilo de la temida ​Barkley Marathons​, considerada la carrera más dura del mundo que recrea la fallida huida de un penal de Tennessee​ ​que​ ​en​ ​1977​ ​protagonizó​ ​el​ ​asesino​ ​de​ ​Martin​ ​Luther​ ​King.

Los espacios al aire libre y alejados de núcleos urbanos son los escenarios habituales de estos eventos que intentan aprovechar el mayor número de recursos naturales para complicar la vida de los corredores. Una charca, un terraplén, unas dunas, unos arbustos o un​ ​río​ ​pueden​ ​servir​ ​para​ ​diseñar​ ​un​ ​trazado​ ​que​ ​ponga​ ​a​ ​prueba​ ​su​ ​resistencia​ ​y​ ​habilidad.

Sin embargo, aunque la competitividad siempre está presente, en estas carreras suele haber un fuerte sentimiento de compañerismo y es habitual que corredores que ya han solventado un obstáculo ayuden a los siguientes a hacerlo, incluso si no forman parte del mismo​ ​equipo.

La forma física de una persona que practica deporte regularmente es más que suficiente para participar en las versiones cortas de la mayor parte de estas pruebas, en las que la destreza puede jugar un papel tan importante como la fuerza. Además, en muchos de estos eventos, como en el caso de Spartan Race o Farinato, se incluyen recorridos y actividades adaptadas para los más pequeños, lo que las convierte en un plan perfecto para disfrutar en familia.

Como recomendación práctica a la hora de participar en estas pruebas, aconsejamos utilizar​ ​unos​ ​guantes​ ​resistentes:​ ​tus​ ​manos​ ​lo​ ​agradecerán​ ​en​ ​determinadas​ ​pruebas.